Contenedor destino Perú para la Misión del Padre Pablo Zabala

Contenedor destino Perú para la Misión del Padre Pablo Zabala

A continuación os reproducimos la carta del Padre Pablo Zabala acerca del destino y el uso del material que desde Ayuda Contenedores enviamos de forma regular a Perú.

Mi querido José Mari y colaboradores:
Ya llevo 7 años en esta Parroquia – Misión de Boca Colorado. Comprende
todo el Distrito de Madre de Dios con 18 comunidades o asentamientos
humanos, desde 5.000 habitantes a 250 aproximadamente, en total unas
20.000 almas. Hemos construído, en Colorado como capital ya había
capilla, hemos completado con el albergue estudiantil para alumnos de
secundaria preferentemente con sus talleres de carpintería, mecánica,
cocina, costura, zapatería, peluquería, bibliotecas, laboratorio de
ciencias… granjas de pollos, gallinas ponedoras, peces, huerto…
Este año nos juntamos para comer como 20, a veces llegamos a 50.
Hemos hecho capilla en Pacal, Puerto Carlos, Setapo y Delta 1 ya
completas, en San Juan Grande falta todavía terminarla. También
estamos construyendo en Puerto Maldonado la Capilla central del Señor
de los Milagros.
Todo ello se puede decir que estamos apoyando con lo que se consigue
de la venta de ropa, libros, insecticidas, medicinas… que nos envían
en los contenedores desde España, además de la ayuda que nos llega en
Metálico de otras instituciones como Adveniat de Alemania, Ayuda a la
Iglesia necesitada, Conferencia episcopal norteamericana y española,
Obras Misionales Pontificias, Cor Unum, Populorum progressio, Fondo de
la Nueva evangelización… y donativos de muchos amigos sobre todo de
España y de Perú.
En cada capilla hay sillas, mesas, camas, ropa, menaje de cocina,
herramientas, libros, imágenes, ropa y elementos de iglesia,
maquinaria… que nos ha llegado en los contenedores.
Se vende barato y todos agradecen la ayuda, sobre todo porque ven que
se invierte en su propia casa para bien del pueblo.
Por so quiero agradecer a todos su apoyo. Muchos vienen también a
colaborar una temporada de sus vacaciones y son testigos de lo útil
que resulta todo. Todo se aprovecha aunque sea para cosa muy distinta
para lo que fue hecho.
Que Dios les pague con creces su generosidad y el cariño que supone.
Pienso que todo el alboroto que supone recopilar y cargar un
contenedor es un verdadero apostolado y lo mismo cuando llega se crea
aún mayor alboroto por la distancia, la cantidad de personas para
cargar y descargar en los distintos puntos crea una verdadera
fraternidad.
Ánimo pues y a seguir adelante.

Fr. Pablo Zabala OP

Comentarios
  • Ricardo alvarez ceevera
    Responder

    A dios de verlo no lo lo dudas. De dudarlo no lo. ves. fray Pablo soy ricardo qollcampata urge hablemos por favor envieme su numero de telefono x favor pido su bendicion y le envio un abrazo. de munay chuasonqo toray en el espiritu El mio 0051988529404 ica peru@

Escríbenos un comentario

Contacto